Spanish English
Find the latest bookmaker offers available across all uk gambling sites - Bets.Zone - Betting Zone Use our complete list of trusted and reputable operators to see at a glance the best casino, poker, sport and bingo bonuses available online.

La Leyenda de La Laguna de las Llamas del Amor

Cuenta la leyenda que en Cariaco se encuentra un pueblito denominado Campoma del Estado Sucre Venezuela, el cual dicen existe una asombrosa laguna cuyas aguas se incendían por sí mismas y que atrae a miles de curiosos en época de sequía. Lugareños y habitantes afirman que este fenómeno ocurre en los períodos de mayor intensidad de calor y de evaporación de la laguna.

Se cree que se trata de una combustión espontánea por la combinación de minerales del agua de la laguna. Sin embargo, nuestras leyendas y saberes del pueblo nos remontan a tiempos precolombinos, cuando una vez existieron en sus tribus dos enamorados de la más fina estirpe de los cumanagoto, por un lado la hermosa y cautivadora hija del cacique Taía y su apasionado enamorado de nombre Coare, un campesino de la tribu.

El padre de la hermosa joven, sin tomar en cuenta los sentimientos de la misma, la ofreció en matrimonio a otro guerrero. Y la joven prefirió morir, quitándose la vida antes de que su vida fuese entregada a otro hombre y no al que ella tanto amaba. El día de su casamiento, cubierta de exuberantes flores y plumas a la usanza de las tribus cumanagotos, Taía avanzaba lentamente. Coare lloraba escondido en la laguna tras los árboles que se encontraban a su alrededor.

Coare se lanzó inmediatamente tras de ella, y enseguida la laguna se incendió. Altas y fuertes llamaradas se alzaban hacia el cielo, e impedían que los demás miembros de la tribu se acercaran a salvarla. Se dijo que los dos enamorados murieron instantáneamente allí, aunque jamás nadie vio sus cuerpos, por lo cual aquel amor tan grande se incendió en lo profundo de las frescas y plácidas aguas de la laguna.

Cuenta el mito que aún hoy, Coare y Taía se alzan en las llamas cada año, en la misteriosa laguna de Campoma.

Subcategorías